Que bien he empezado el año! Qué gran necesidad de desconexión mediática. He pasado unos meses demasiado “conectada”. Es irónico que use estos mismos canales para escribir estas palabras, pero, es que por otra parte, el blog, me ayuda a liberarme. Pero claro, todo es bueno en su justa medida. Así que, cuando consiga escribir aquí,  en mi casa virtual y comunicar mis ideas sin que esto me suponga un 200% de enganche para ver quien me contesta, que ha puesto el otro y que post ha escrito la amiga Mari Pili, entonces habré encontrado el equilibrio.

Así que, como a veces soy drástica en mis decisiones, dije, paso de todo a nada. Et voilá, por eso he estado una semana desconectada!!!! ohhh!!! solo una semana y parece una eternidad. Pero y lo bien que me ha sentado? Es que hoy en día, todo tiene que ser para ya, ahora, en este mismo momento…

Dónde se ha quedado la tranquilidad de antaño, las tardes placenteras para jugar con los niños o charlar los mayores? hoy en día no puedes tener una conversación normal con las amigas, una comida o una simple tarde de parque con las niñas que no te suene el móvil o tengas tropecientas mil alarmas del whatsapp, sms, mail, facebook, twitter… y un largo etcetera.

Nos están imponiendo la velocidad a toda costa. Si mandamos un whatsapp y vemos que el otro ha entrado y no nos ha contestado ya nos mosqueamos. Peor por qué tanta información? por qué tanto saber del otro en todo momento? Ahora si no dices adonde vas cada dia, qué comes, que te gusta, si no cuelgas fotos y fotos no eres “in”.

Desde aquí y justo porque estoy inmersa en este rol y me estoy cansando mucho, reitero el movimiento slow life! Por eso, estos días que no he entrado en facebook, no me he preocupado de leer ni tener que escribir un comentario, ni un solo “me gusta”. Me he sentido feliz. Por las noches no tenía estrés por tener que editar las fotos, ni escribir a las tantas de la noche,… Me he dedicado a mi, a mi familia, a relajarme, simplemente a “estar”.

No! escribo cuando puedo y quiero. Sin que me suponga problemas de salud. Ya tenemos suficiente velocidad en nuestra vida, como para creármela mas. No creéis?

Sed felices!!

Anuncios