Querida Paula,

Parece que hemos superado estos quince días de locura. Sí superado, pero a costa de nuestra salud y bienestar. Yo me he ido de viaje y he trabajado mucho fuera de casa. Tu te has quedado con las abuelas. Yo te he echado mucho de menos y tú aún lo has notado más. Prueba de ello es que a la vuelta, te he encontrado desconcertada. Te despiertas mucho por la noche, estas nerviosa y más seria. Vuelves a tener moquitos y toses. Yo también he empezado a toser de bronquios.

Una vez leí que los problemas de bronquios tienen que ver con la tristeza. Será verdad? tristeza por estar lejos de ti y de tu hermana.

Ahora nos toca reequilibrarnos, reencontrarnos. Hace dos días que hemos vuelto a la  rutina y me los estás agradeciendo enormemente. Yo también estoy más feliz. Poco a poco volveremos a la normalidad. volverás a dormir mejor y más tranquila.

La pequeña introducción de papillas que te había hecho, y te gustaba. Ahora parece que no te va bien. Sólo quieres tetita! Pues claro! Sí lo sabré yo! que me tenía que ir sacando leche por todos los wc públicos! qué triste!

Bueno, Paula, mi gorrioncito! vamos a encontrar de nuevo nuestro punto de unión. Además te está saliendo el primer diente, supongo que también estás más nerviosa por mi eso.

Mi tesoro! Aquí me tienes! Dispuesta a lo que necesites.

Anuncios