Esa es la pregunta que me vengo haciendo desde hace un par de semanas. Sí, porque, después de mi “paraíso personal”: baja duranto el embarazo desde la semana 24 y ahora baja maternal… me toca reincorporarme al trabajo.

Tengo que decir que mi trabajo me encanta, pero una gran parte de mí, se había acostumbrado a esta tranquilidad del día a día. He estado viviendo en mi nube rosa de “mami”. a lo largo de estos meses he continuado aprendiendo un montón de cosas sobre maternidad, he parido y he disfrutado como loca de mis hijas.

He vivido en una desconexión tal, que ahora me va a costar muuucho volver al trabajo. pero, por otra parte, también me dará esa adrenalina, a veces necesaria. Al menos, yo la necesito de vez en cuando. Lo ideal sería trabajar por etapas, un mes si, dos semanas no, ja,ja así no llegaría a entrar en ese círculo vicioso del stress que te atrapa y muchas veces no sabes como salir. Gracias a mi baja he logrado salir y desconectarme totalmente, pero me da pavor volver a meterme en ese vorágine.

En fin, me doy cuenta que me está empezando a agobiar el tema y como no quiero caer en la tentación de dar lástima ni autolamentarme, me lo voy a tomar con positividad.

Con muchas ganas, con energía y buen humor!

Si me vuelvo a encontrar preguntándome: y ahora, qué? me voy a contestar a mí misma: y ahora a seguir disfrutando de la VIDA!!

 

 

Todo depende de cómo se miren las cosas y mi punto de vista va a ser el más positivo.

 

Anuncios