Después del súper consejo de mi pareja, estoy mucho más relajada y tranquila. Por otra parte, tampoco entro tanto en internet (mmmm… es parte de mi desconexión, sorry). Pero ahora noto que tengo el síndrome de preparar el nido, no sólo a nivel de hogar sino yo misma. Síiii, me he ido a la pelu, a depilar, a la pedicura, a la osteópata, me han dado una sesión de reiki,… ufff.. cuántas cosas, pero ahora me siento a punto.

A mi peque, ya le he comprado su ropita, he rescatado, lavado y preparado el cuco, el carrito, el maxi-cosi, el foular… He hecho comida para un regimiento y tengo el congelador atiborrado, vamos, ni que viniera la guerra.Os lo prometo, nunca lo había tenido tan lleno, pero así, no tendré que hacer comidas y me podré dedicar íntegramente a mi bomboncito.

Y como no,… también he ambientado la casa, que si florecitas en el jardín, florecitas en la terraza, florecitas en la entrada, ja,ja,ja… parecemos la casa de Doña Flor. Y el olor, veeenga a poner incienso y aromatizar el hogar…

Jo! estoy que no paro (bueno, sí, ahora ya lo tengo todo listo), pero supongo que me entenderéis que quiera dejarlo todo a punto y precioso para darle la bienvenida a nuestra bebita!!

 

Anuncios