Hoy me he lanzado a la aventura de los pañales de tela. Ya os iré contando cómo me va. De momento, el papi no está por la labor, por lo que me tocará a mí solita aventurarme con el tema. Tal vez si le hago ver que no es tan complicado, se anime.

He hecho un mini master de los pañales de tela y los que más me han convencido han sido los pop-in.

 

 

 

 

 

Lo que más me ha convencido es la practicidad de los mismos gracias a un sistema de broches que tiene y que vienen con un rollo de forro deshechable que, al ser 100% biodegradable, se puede tirar al Wc con la caquita y ya está. Por lo que haya veces que ni siquiera se manche el pañal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Eso sí, los primeros días creo que vamos a tener que utilizar desechables, porque entre la caca pegajosa del principio y que lo va a hacer papi… me parece a mí que nos quitaremos de complicaciones y empezaremos a las pocas semanas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios