No os he contado que Marina, mi niña, nació a raiz de una innecesarea… unido a negligencia médica. Menos mal que las dos salimos bien de la experiencia y supongo que por eso, aún no he llegado a denunciar a nadie.

Ahora, deseo que el parto de Paula sea distinto. Estoy convencida de que vamos a tener, las dos, un parto respetado y le voy a poder dar a mi niña la mejor bienvenida al mundo posible.

Mi idea es tener el parto en casa, aunque parece ser que es algo complicado, sí. Los profesionales te alaban, te apoyan, pero a la hora de la verdad, no todo el mundo está por la labor. Cuesta dar el paso. Ahí estoy, en esta tesitura de encontrar a alguien que me acompañe. Yo sé el trabajo primordial lo haremos Paula y yo y por ello estoy tranquila, confío en nosotras dos. Ahora sólo hace falta que alguien confíe en nosotras….

Estoy tranquila, tengo dos meses por delante y estoy convencida de que encontraremos a nuestra mano amiga.

Anuncios